Side-stories: parte 2.

Un Astrael/Tysha muy inesperado, ¿no? Pero me gusta la pareja semi ilegal que hacen.
Ahora vamos con los side-stories de Winter. Están igualmente inspirados en el blog de la entrada anterior.

Side-story 3: Don't mess up with my little willow (No te metas con mi pequeño sauce)

Llevaban ya veinte minutos esperando a la profesora de Matemáticas, los alumnos se tiraban tizas o charlaban en voz bastante alta, sentados en asientos que no les correspondían o en las mesas, aburridos de esperar. Willow se levantó para charlar con Cole.
-¿Qué, Hunter, aprovechando el tiempo? -Will le guiñó un ojo. Cole se afanaba en terminar sus deberes de alguna otra asignatura.
-Ayer no tuve tiempo -Cole dejó caer la cabeza entre los brazos-, mis padres casi no se pasan por casa últimamente y yo no doy a basto con mis cinco hermanos. ¿Sabes que hay otro en camino?
-Ey, ey, dile a tus padres que se relajen -se sorprendió Willow. Ambos rieron.
-¡Bonitas braguitas, Reegan! -gritó uno de los idiotas que estaba en medio de la guerra de tizas, a la derecha de los dos amigos, y después silbó.
Will giró la cabeza y vio que tenía la parte de atrás de la falda levantada. Era casi verano y ya no llevaba las medias, además tenía demasiado calor para ponerse pantalones.
Toda la clase estalló en carcajadas. Will se bajó la falda, completamente avergonzada.
-Que me trague la tierra -Will se había puesto completamente roja-. Escóndeme, Cole, por favor-. Se tapó la cara con las manos, pegó la espalda a la pared y se dejó caer hasta sentarse.
Cole, normalmente tranquilo y hasta ahora sorprendido, cambió su cara completamente. Cabreado, se levantó, cogió su mochila y golpeó a aquel idiota en la cabeza con ella, derribándolo sobre una mesa. Toda la clase se revolucionó aún más.
-¡Eh! -gritó uno de los amigos de aquel idiota- ¡¿Qué te crees que estás haciendo, imbécil?!
-Darle lo que se merece -respondió Cole en un tono tranquilo.
Will, que había levantado la cabeza al oír a Cole moverse, estaba ahora con los ojos completamente abiertos.
Los amigos del chico que había avergonzado a Will empezaron a ir hacia Cole, y el resto de la clase a hacer corrillo para mirarlos. Will también se levantó, dispuesta a detener a su amigo si pensaba pegarse con aquellos tipos. Por suerte, en ese momento, la profesora entró en clase, haciendo que todos se estuvieran quietos. Will alcanzó de todas formas a Cole y le puso una mano en el hombro, preocupada. Se miraron.
-¿Qué está pasando aquí? -preguntó la profesora frunciendo el entrecejo mientras dejaba a toda prisa sus cosas en la mesa del profesor.
El delegado de la clase procedió a explicarle lo ocurrido lo más educadamente que pudo (sobre todo en la parte de Will). Cole y Willow acabaron en el despacho del director junto con el idiota y sus amigos.
Al salir, ambos alborotadores tenían un parte por conducta y los amigos del idiota una amonestación. Will había salvado a Cole de la expulsión interviniendo para explicar porqué había golpeado al otro.
Al salir del despacho, el idiota y su grupito rápidamente se alejaron de los dos amigos, pero no volvieron a clase, se quedaron dando vueltas por los pasillos, aunque lo más lejos posible de Will y Cole.
-Gracias por lo que has hecho por mí, Cole -le dijo Will cuando los macarras se hubieron marchado.
-No tienes que dármelas: para eso estamos los amigos.
-Pero me ha sorprendido, tú eres tan tranquilo y tímido...
-Lo que sea por mi pequeño sauce -Cole le guiñó un ojo a Will.
Will agrandó la sonrisa que tenía y le dio un beso a Cole en la mejilla, agradecida y feliz de saber que tenía alguien que haría algo así por ella.


Basado en este prompt del blog de Tumblr OTP Prompts.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Side-story 4: The first date (La primera cita).

Ben y Rox estaban en un café, sentados junto a una de las grandes ventanas que ocupaban toda una pared, observando a la gente de la calle y haciendo comentarios estúpidos sobre ellos y doblajes inventados. Entre risas y burlas, el clima estaba empeorando: había empezado a nevar. Estaban a principios de enero, al fin y al cabo. Cada vez hacía más frío, pero solo Rox parecía notarlo, ya que no llevaba más que un jersey para abrigarse, mientras que Ben llevaba dos camisetas, dos jerseys y su chaqueta de invierno. El chico estaba bastante calentito ya que además disfrutaba de un chocolate caliente. Por su parte, Rox había preferido un batido de fresa.
-Vamos, Benny, dame al menos tu chaqueta, tú estas envuelto en capas como una cebolla... -pidió Rox.
Ben sonrió socarronamente.
-¿Por qué debería? Eres tú la que no lo ha pensado bien antes de salir de casa.
-No seas memo. Porfa, déjame tu chaqueta. O un jersey. De verdad que está empezando a hacer frío.
-Deberías haber sido más previsora -canturreó Ben, divertido.
Rox solo resopló, y se frotó los brazos para calentarse.
-Benny... -insistió. A él se le escapó una risilla.
-Tienes que pensar más en las posibilidades -siguió burlándose él.
Rox soltó un suspiro exasperado y apartó la vista a la calle.
-Mira, si me compras otro chocolate caliente y me das un beso, quizás, y digo quizás, te preste mi chaqueta -decidió Ben, y se le escapó una sonrisita burlona.
Rox sopesó un momento la propuesta, sin girar la cabeza, decidiendo si Ben cumpliría su parte del trato o no.
-Está bien.
Se levantó a regañadientes y pidió otro chocolate caliente.
-Aquí tienes -se lo sirvió con la sonrisa más falsa que pudo esbozar.
-¿Y mi beso? -preguntó Ben.
Rox puso los ojos en blanco, pero su chico seguía mirándole y finalmente no pudo resistirse. Se sentó junto a él y le regaló su beso más cálido. Él llevaba toda la cita esperando a que Rox se decidiera a besarlo, y la acercó más a él cogiéndola por la cintura. Cuando se separaron, ambos sentían más calor en el cuerpo, por razones evidentes.
-¿Y bien? ¿Me dejas ahora tu chaqueta? -preguntó Rox.
-Mmm... No, pero puedes compartirla conmigo -ofreció él.
-Eso es muy cursi, Benny. Si quieres mimos, solo pídemelos -Rox se estaba tomando la revancha por lo de hace unos momentos, y comenzó a pincharle la mejilla con el índice a Ben.
-Tienes razón, es una cursilada -admitió, separándose de ella para que dejara su mejilla tranquila-. Toma y calla- le dio su chaqueta y Rox se la puso, pero en lugar de volver a su asiento, se quedó sentada junto a él en aquel sofá.
-Y sí que quiero mimos -reconoció Ben, sonrojándose y apartando la mirada.
Rox se ablandó al oír aquello y le besó la mejilla.
-Si me compras otro batido tal vez, y solo tal vez, cuando lleguemos a tu casa tendrás esos mimitos.
Ben se lo pensó un momento.
-Está bien -y se levantó a pedir el batido.

Basado en este prompt del blog de Tumblr OTP Prompts.

He disfrutado bastante escribiendo el último, no lo voy a negar. Puede que sea mi favorito de momento. Aunque el inesperado Cole/Will es cutie. ;-; 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El último side-story AshTysh.