Entradas

Mostrando entradas de 2015

Side-story no canónico.

Imagen
Para empezar, quiero decir que este side-story no es canónico, a diferencia de los otros. Lo he hecho solo por daros un poco más de AshTysh (aunque en realidad hay muy poco de ello, pero tendréis para fangirlear). Es muy corto y estúpido, así que no creo que merezca ni un comentario. (?)


Side-story 6: Run for your life. -¡No hay reglaaaas! -gritó Ash quitándose la camiseta y enarbolándola. -¡Ponte la camiseta, imbécil! -le gritó Tysh. De alguna manera tenía que ocultar que le estaba encantando ver al chico sin camiseta. -¡Hay una regla! -gritó poniéndose la camiseta de nuevo. Ash estaba demasiado emocionado por haber marcado un triple en el 1 contra 1 que estaba disputando contra su hermano, al que nunca había podido ganar al baloncesto a pesar de ser más alto (aunque solo por unos centímetros). Dan aprovechó para hacer cinco puntos mientras Ash se calmaba. Astrael perdió de nuevo y probablemente Dan tuvo marcha con Iris aquella noche.


Side-stories: especial Ash/Tysh a petición de Ali.

Imagen
Side-story 5: Through the kidding-glass, and what Astrael hit there. (A través del cristal de broma, y lo que Astrael golpeó allí).
Los hermanos Gallagher visitaban por primera vez la casa de los tíos de las hermanas Lonnegan. No era tan grande como la de los dos chicos, obviamente, pero estaba modernamente decorada. Puffs de blanco y negro, sofás con colores de lo más chic, lámparas de última moda, y, lo que más molestaba a los chicos: puertas correderas. Las del salón tenían un panel de cristal, cosa que no hacía gracia a los hermanos. No estaban demasiado acostumbrados a que una puerta no se abriera con un picaporte. Los cuatro habían quedado para ver la película de turno del canal 4, que les habían asegurado estaba muy bien. Los señores Lonnegan no estaban y eso significaba una cosa: desmadre. Mientras Dan y Iris preparaban toda la comida basura y el picoteo para la peli, Ash y Tysh se quedaron solos en el salón. Algo dentro de Tysh le gritaba: "¡Peligro, peligro!". Ni ella…